El proyecto HIBA organiza en la Semana Europea del Desarrollo Sostenible (#ESDW21) una jornada sobre desarrollo sostenible y empresarial en el sector agroalimentario

La mañana del pasado viernes 24 de septiembre de2021, tuvo lugar la jornada titulada “Desarrollo Sostenible y Empresarial en el Sector Agroalimentario. Oportunidades de Financiación Europea para el Emprendimiento”, organizada por la Fundación Finnova como una de las entidades beneficiarias del proyecto Interreg Hub IBeria Agrotech (HIBA) en la ciudad andaluza de Córdoba. El evento, que contó con la participación de expertos y representantes del partenariado público-privado que conforma el proyecto Interreg HIBA, se desarrolló en el marco de las Semanas Europeas del Desarrollo Sostenible y de la Energía Sostenible.

A lo largo de la sesión se debatió ampliamente acerca del presente y del futuro del sector agroalimentario, tanto en España como en Portugal, y se expusieron los retos comunes que se pretenden abarcar con el recientemente aprobado proyecto HIBA, que se afrontarán gracias a la creación de una comunidad de innovación con la participación de entidades especializadas en el sector.

La inauguración institucional corrió a cargo de Juan Ramón Pérez Valenzuela, delegado de Agricultura de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, quien remarcó que “el sector agroalimentario es un elemento esencial del futuro de la región” por lo que HIBA supone un proyecto estratégico para la agricultura y la alimentación tanto en España como en Portugal. Es más, destacó que el Hub Iberia Agrotech, que se configura como una comunidad de innovación, va a “servir como palanca de cambio para la competitividad del sector agroalimentario”. Durante su intervención también avanzó la intención de la Junta de Andalucía (beneficiario principal de HIBA) de crear una “Andalucía 5.0”, cuya finalidad es aumentar en, al menos, un 5% el número de empresas dedicadas a la innovación, para lo que será necesario dar un impulso a la transformación digital, a la calidad de la producción, a la creación de nuevas industrias y a la apertura a nuevos mercados, todos ellos aspectos contemplados dentro de las acciones de HIBA.

En segundo lugar, tomó la palabra Ana Cabezas, de Andalucía Agrotech DIH, y coordinadora del Proyecto HIBA, que comenzó explicando porqué es tan relevante la puesta en marcha de un hub de estas características en el territorio de cooperación transfronteriza. La franja que ocupa La Raya cuenta con 250.000 fincas y más de 7.000 industrias agroalimentarias, lo que la sitúa entre las primeras regiones europeas en cuanto a volumen de facturación en el sector y hace esencial la “integración de tecnología e interoperatividad que ofrece HIBA para poder avanzar y, así, contribuir a la mejora de la competitividad de las empresas agroalimentarias de la región”. El bloque destinado a la “co-creación para el fomento de la innovación y el emprendimiento y el impulso al desarrollo sostenible” dio comienzo con la intervención de José Manuel Requena, coordinador del Proyecto HIBA en la Fundación Finnova y también moderador a lo largo del evento. Además de mostrar y analizar las oportunidades financieras que ofrece la Unión Europea para el desarrollo sostenible del sector Smart Agri-food, enfatizó la importancia de la “capitalización de resultados en el territorio de cooperación transfronteriza” y la necesidad de una “búsqueda de sostenibilidad de las acciones más allá de la vida del proyecto”. Presentó el caso de buenas prácticas que supuso el proyecto LIFE-SINK y concluyó su intervención animando tanto a los miembros del consorcio como a otras entidades interesadas a crear una comunidad de conocimiento que se derive en la creación de futuros nuevos proyectos.

Posteriormente, y con una visión muy práctica, tomó la palabra Paco Molina, técnico de HIBA en Finnova ingeniero, quien comenzó alertando de que “la introducción de tecnología no es vista con buenos ojos por los agricultores de ‘toda la vida’ y que los nuevos emprendedores necesitan un impulso para abandonar la comodidad y lanzarse al campo”. Tras dar una visión global del sector agroalimentario en la región objeto de intervención, presentó la hoja de ruta de la Actividad 1 del proyecto HIBA, cuyo objetivo es favorecer la cohesión dentro del ecosistema de cooperación. Para ello, será necesario crear una red que comparta información en la zona, además de identificar y diagnosticar las necesidades de los participantes, generar puntos de reunión con “arrastre tecnológico”, diseñar servicios tecnológicos adaptados a esas necesidades y crear servicios de acompañamiento al agricultor y de co-creación y fomento del emprendimiento.

A continuación, la técnica de relaciones intergubernamentales del Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnologia (INL), Sonia Pazos, abordó el papel esencial que juega la colaboración interregional para conseguir objetivos en un mundo cada vez más complejo, donde “un esfuerzo individual no es suficiente: se necesita una perspectiva más amplia y la participación de múltiples stakeholders”. Además, destacó que las “zonas transfronterizas tienen un potencial increíble de convertirse en punto de desarrollo económico” y que, por ello, “las políticas de la Unión Europea han virado a las redes transrregionales porque eliminan los obstáculos reales”. Por último, recordó que “en un mundo de crisis a raíz de la emergencia global, ha quedado patente que hay que aunar esfuerzos y recursos”, ya que, sin la colaboración y unión de conocimientos a nivel mundial, no habríamos generado vacuna en un lapso tan corto de tiempo. “Lo mismo va a pasar en un escenario post-covid: hay que aprender de la visión global que surgió con la pandemia”, concluía. El tercer espacio de la jornada se destinó a la comunicaciónde casos de buenas prácticas en el campo de la agro-digitalización y el desarrollo sostenible. El primer ponente en tomar la palabra fue Francisco Javier Mesas, del departamento de Ingeniería Gráfica y Geomática de la Universidad de Córdoba, que lamentó contar con tan poco tiempo para llevar a cabo tantas acciones como se contemplan en el plan de trabajo de la Actividad 3 del proyecto. Esta actividad, que pretende reforzar el desarrollo de capacidades tecnológicas, contempla, por ejemplo, el desarrollo de contenidos en materia de observación remota, IOT y robótica a través de cursos MOOC en varios niveles y la creación de un máster universitario en materia de transformación digital en el sector agro.

Por parte del departamento de Ciências Biológicas e Bioengenharia, Faculdade de Ciências e Tecnologia de la Universidade do Algarve (UALGARVE), Carlos Alberto Correia, abordó la digitalización en el cultivo del aguacate en la región del Algarve. Subrayó que el cultivo del aguacate es sensible y necesita cuidado y muchos aparatos de protección, por lo que “la digitalización, en este contexto, es fundamental para gestionar los recursos de la producción, manejar decisiones y obtener análisis e información sobre el cultivo”.

Seguidamente, Carlos Esteban Aragón, director técnico de Grupo Valora, hizo una breve presentación del grupo y relató su experiencia con el proyecto Sustra-TEC. Por último, José María de la Rosa, científico titular del CSIC, y Tomas Undabeytia, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ganadores del Rice Straw Europe Accelerathon con su proyecto Ricefilter2water, mostraron cómo se puede transformar un residuo agrícola de escaso aprovechamiento en un producto de alto valor añadido y reducir, así, la dependencia de la importación de carbón activo.

Sobre Interreg HIBA

El proyecto HIBA [Hub IBeria Agrotech: creación de un ecosistema Plurirregional para la Agrodigitalización a través de los Digital Innovation Hub (DIH)], cuenta con un presupuesto total de 5,3 millones de euros, cofinanciado (75%) por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER en el marco del programa Interreg V A España – Portugal (POCTEP) 2014-2020. Compuesto por 19 socios de España y Portugal, HIBA se centra en impulsar un ecosistema Plurirregional en Agrodigitalización a partir de la creación de una Red de Digital Innovation Hubs (DIHs) que fomente la iniciativa, la competitividad y la sostenibilidad empresarial, propiciando la reactivación económica post-Covid19. La Red facilitará la digitalización, centrándose en el despliegue y oferta de servicios tecnológicos, en el desarrollo de itinerarios formativos y de emprendimiento para distintos niveles de usuarios y necesidades empresariales, en la creación de entornos de experimentación de tecnologías innovadoras para su adaptación y adopción en el entorno empresarial, así como en la dinamización de espacios de diálogo y co-creación para compartir prioridades y líneas de trabajo. El proyecto HIBA ha sido diseñado con un enfoque integrado, de manera que sea coherente con el marco político de la UE, y en particular con las estrategias y políticas con incidencia plurirregional del territorio POCTEP. Fin del proyecto: 31/12/2022.

Sobre la Fundación Finnova

www.finnova.eu

Finnova es una fundación que trabaja para la promoción y el desarrollo de la innovación y el espíritu empresarial a nivel de la UE. Con sede en Bruselas, opera a través de colaboraciones y asociaciones en todos los países de la Unión Europea. La experiencia de Finnova liderando actividades de comunicación y difusión de proyectos europeos se combina con una sólida experiencia probada en la creación de empresas y programas de apoyo empresarial, como aceleradoras, incubadoras y selección y adjudicación de eventos ceremoniales.

Ir al contenido