En el año europeo de la juventud CircularInnoBooster apuesta por los jóvenes, líderes de un cambio sostenible

La Comisión Europea ha dictaminado que el 2022 sea un año dedicado a los jóvenes. Tras un largo periodo de incertidumbre a raíz de la pandemia de la Covid-19, han aflorado cuestiones tan significativas como el cuidado de nuestro planeta, la digitalización o la inclusión. La Unión Europea reconoce el impacto que la situación ha tenido para la juventud. Por ello, quiere compensar su capacidad de resiliencia y dar espacio a las voces de una generación que será clave en el mantenimiento de los principios de la unión.

CircularInnoBooster apuesta por un cambio de la industria de la moda y textil en el que los jóvenes tengan un papel de implicación activa. Para nuestro proyecto COSME, la sinergia entre generaciones facilita la transmisión de conocimientos y maneras de producir más sostenibles. A través del apoyo del relevo generacional, fomentamos la convergencia de prácticas tradicionales, más artesanales, con nuevos métodos de producción más modernos, favoreciendo la digitalización del sector. Estos valores quedan materializados a través de nuestra aceleradora CirCoAX.

La visión y el ímpetu de nuestros jóvenes son necesarios para efectuar el cambio. Una generación mucho más internacionalizada, que comparta el proyecto común de la UE, puede contribuir a estrechar lazos con otros países, revitalizando un sector que, a pesar de ocupar a un porcentaje importante de la población activa europea, está perdiendo su capacidad productiva en detrimento de las importaciones.

Para lograr esta meta se necesitan (requieren) herramientas como el refuerzo de la educación, la formación, el apoyo económico u oportunidades de movilidad, entre otras. Gracias a proyectos europeos como CircularInnoBooster, se posibilita que los jóvenes tengan la representación y el posicionamiento que merecen.

Ir al contenido