El proyecto fija ayudas de 492 millones de euros y movilizará recursos superiores a los 1.200 millones hasta 2026 para alargar el ciclo de vida útil de bienes y productos, y reducir la huella ecológica de la economía española

Los sectores textil-moda, plástico y bienes de equipo para renovables centrarán el grueso de las subvenciones

El Consejo de ministros ha aprobado el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) de Economía Circular, un plan destinado a acelerar la transición hacia un sistema productivo más eficiente y sostenible en el uso de materias primas. El proyecto fija ayudas de 492 millones de euros y movilizará recursos superiores a los 1.200 millones entre inversión pública y privada hasta 2026 para alargar el ciclo de vida útil de bienes y productos, y reducir la huella ecológica de la economía española.

Las ayudas impulsarán el ecodiseño, la reutilización y gestión de residuos, y la digitalización en el ámbito de la empresa para mejorar la competitividad e innovación del tejido industrial en cualquier sector. Los sectores textil-moda, plástico y bienes de equipo para renovables, claves por su intensa generación de residuos y oportunidades de valorización, centrarán el grueso de las subvenciones.

Dieciocho instrumentos distribuidos en dos líneas de acción

El plan se compone de 18 instrumentos distribuidos en dos líneas de acción: actuaciones en sectores claves, que cuenta con un presupuesto de 300 millones y actuaciones transversales para impulsar la economía circular en la empresa, dotada con 192 millones.

La primera línea de acción está específicamente dirigida a los procesos productivos y activará ayudas a las empresas por valor de 100 millones de euros en una primera convocatoria, ampliables en 92 millones adicionales en función de la acogida y demanda. Incorpora un programa de ayudas para el impulso de la economía circular en el ámbito de la empresa, con el objetivo de mejorar la competitividad y la innovación del tejido industrial y se distribuirá en cuatro categorías:

  • Reducción del consumo de materias primas vírgenes.
  • Ecodiseño.
  • Gestión de residuos.
  • Digitalización.

La otra línea de actuación, financiada con 300 millones de euros, es un instrumento diseñado para impulsar la implantación de esquemas circulares en España, en particular en tres industrias específicas que abordan serios retos de sostenibilidad: la textil-moda (el PERTE actuará para incorporar al sector materias primas con bajo impacto, invertirá en tecnologías e infraestructuras que faciliten la reutilización y el reciclaje e impulsará medidas para mejorar la trazabilidad de productos y materiales), la del plástico (el proyecto contempla medidas como fomentar el ecodiseño, promover el impulso de envases reutilizables y potenciar el reciclado mecánico y químico) y la de las energías renovables (fomentará el ecodiseño de estos productos asociados al sector de la energía limpia, así como el desarrollo de instalaciones y sistemas que permitan incrementar la reutilización y el reciclaje de estos productos). Las ayudas sumarán 100 millones por cada uno de estos sectores.

 

CirCoAx: caso de éxito en economía circular en el sector textil

Un caso de éxito en economía circular en el sector textil es el proyecto CircularInnoBooster Fashion and Textile, un proyecto COSME (Programa para la Competitividad de las Empresas y las Pequeñas y Medianas Empresas de la Unión Europea) que busca estimular la transición de las pymes del sector textil y de la moda hacia negocios regenerativos, circulares y sostenibles desde un enfoque colaborativo. Con una duración de 2 años, cuenta con un presupuesto de 1.128.000 euros, cofinanciado por la Comisión Europea en un 75%. El proyecto está compuesto por un consorcio internacional liderado por el Instituto Europeo de Diseño (IED), junto con Texfor, Circulab, Finnova y The Circular Project con HumanNation. Tiene un enfoque holístico de la economía circular basado en los principios de las industrias regenerativas, la cocreación y los modelos de participación comunitaria. El objetivo es lograr la más amplia aplicación de la circularidad, considerando de forma equilibrada las dimensiones medioambiental, social y económica.

El próximo 15 de marzo de este 2022, dará comienzo el programa de aceleración CirCoAX, aceleradora de codiseño circular colaborativo y cooperativo de CircularInnoBooster Fashion and Textile, para la promoción de una transformación basada en el modelo de economía circular de la industria de la moda y el textil en Europa. A lo largo de 8 meses, los 30 beneficiarios recibirán 12.000 € de financiación, mentoría, visibilidad, talleres, networking y oportunidades para optar a mayor financiación europea. El objetivo de esta oportunidad única es el de ayudar a escalar estas propuestas y convertirlas en referentes internacionales. La cooperación y la sostenibilidad serán dos de los pilares en los que se apoyará el programa, a fin de crear una comunidad europea comprometida con un cambio real, favoreciendo la transferencia de los conocimientos adquiridos y abogando por la replicabilidad del proyecto en el futuro.

Posicionar a España como referente internacional en la gestión, reciclaje y reutilización de residuos

El PERTE de Economía Circular pretende dar cumplimiento a los objetivos contenidos en la Estrategia Española de Economía Circular para el año 2030 y posicionar a España como referente internacional en la gestión, reciclaje y reutilización de residuos. Además, busca incrementar la competitividad de los sectores industriales y la empresa en general, y asegurar una mayor autonomía estratégica del país en un contexto de alta incertidumbre internacional.

El PERTE apuesta por los tres objetivos fundamentales para el avance de la Economía Circular en la industria española:

  • Fomento del ecodiseño de los productos para hacerlos más duraderos y reparables desde su mismo origen, reduciendo los residuos.
  • Mejora de la gestión de residuos mediante plantas de tratamiento que incrementen la reutilización, el reciclado y la incorporación de materias primas recuperadas en la producción de nuevos bienes.
  • Impulso de la digitalización vinculada a ambos objetivos, que permitirá mejorar la competitividad e innovación del tejido industrial en cualquier sector.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido